Ultimo Comentario

Puedo usar para el doble picado ...

12/07/2017 @ 10:39:27
por Juan


Hola. Querría conocer tu opinión. En ...

08/04/2016 @ 21:40:48
por Abalo


algo en desacuerdo con este blog, ...

24/11/2015 @ 21:41:53
por ramirez garcia


Buen dia, Estoy pensando de comprar mi ...

06/10/2015 @ 12:04:10
por Pepito


Hay un error en el texto ...

27/09/2015 @ 23:29:18
por daniel


Calendario

Agosto. 2017
LunMarMierJueVierSabDom
 << < > >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

contador de visitas

Anuncio

¿Quién está en línea?

Miembro: 0
Visitantes: 2

Palabras clave (tag)

Ningún tags en este Blog

rss Sindicación

A MAS DE 45.800 PERSONAS LES GUSTA ESTE BLOG.

Bienvenido al Blog "SAXOFONCROMATICO". Este Blog es una ventana abierta al conocimiento, donde si te asomas una vez, no te arrepentirás de volver a hacerlo. En él, se pretende dar respuesta a la curiosidad de aquellos que quieren acrecentar sus conocimientos acerca del Saxofón de una manera fácil y práctica, pues como dijo Paul Bernard, "El conocimiento acrecienta nuestro poder en la misma proporción en que disminuye nuestro orgullo".!!ASOMATE YA!!.

En "SAXOFONCROMATICO". encontrarás lo que buscas.

Dic/04/2016 

Para un saxofonista, puede ser motivo de preocupación  encontrar la boquilla más adecuada, ya que le puede llevar  largo tiempo, incluso años. De ahí que sea tan importante conocer  qué criterios deben tenerse en cuenta para encontrarla.

No obstante, he de decir que desde mi experiencia profesional, para un principiante y en los 3 primeros años, no es preciso perder tiempo buscando la boquilla soñada, porque antes hemos de consolidar nuestra  embocadura, y encontrar nuestro propio sonido y para ello con una boquilla estándar o con una (Selmer C* Sax Alto), por poner un ejemplo  es suficiente.   A partir de ahí, si no se está conforme con la  boquilla o con el sonido que tenemos, es cuando empieza el arduo trabajo de encontrar la boquilla deseada.

Así pues, para elegir una boquilla deben tenerse en cuenta, entre otras  cosas, el sonido que se  desea obtener y la anatomía de la embocadura que uno tiene  (grosor de labios, etc.),  y en principio olvidarse a efectos de la calidad del sonido, de marcas y de los materiales que puede estar hecha la boquilla  

He de decir, que existe bastante discusión sobre si el hecho de que la  boquilla  este hecha de madera, goma dura, ebonita, resina, caucho duro cristal, acero, aleación de plata, bañadas en oro, etc.,  influye en la calidad del sonido o no. Para no pocos expertos en saxofonistica, entre los que me encuentro, lo relevante no es el material como piensan algunos, sino el DISEÑO geométrico interior  de la boquilla (Bafle, abertura, cámara y paredes laterales de la cámara)

Las boquillas bien diseñadas,  facilitan el control de la sonoridad y la producción con mayor facilidad de los sobreagudos. Como dice Larry Teall  “El diseño de la boquilla es un asunto serio ya que sus dimensiones y formas tienen un efecto definitivo sobre la calidad del sonido, afinación, volumen igualdad en los registros, flexibilidad y facilidad para ejecutar”

Esta afirmación  que hace Larry Teall, se dedujo de pruebas hechas con  boquillas fabricadas con los distintos materiales idénticas en su geometría y diseño, tanto interior como exterior, utilizando el mismo saxofón , el mismo músico con idéntica caña y abrazadera  y el sonido  obtenido fue el mismo en todos los casos. Por consiguiente según esta corriente de saxofonistas, a la que me sumo,  el material de la boquilla  solo lo tenemos que tener en cuenta a efectos de  su durabilidad, aunque como digo no opinan así  otros profesionales.


Siendo pues el diseño y en este caso la cámara, la parte  más importante de la boquilla, pues es donde se genera el sonido producido por las vibraciones de la caña, he de añadir lo siguiente:


1.-Una cámara pequeña da  más volumen y más brillo al sonido que una cámara grande.


2.-Una cámara con paredes laterales rectas facilita los armónicos, mientras que si las paredes son curvas el sonido es más meloso y dulce.


3.-Una cámara cóncava funciona muy bien en la interpretación clásica porque produce un sonido suave y no desgarrado.


Respecto del bafle o techo de la boquilla, tengo que decir que cuando este  se encuentra más cercano a la caña, el  flujo de aire será  más rápido y en consecuencia el sonido será más claro o brillante.

La abertura de la boquilla es determinante y  se mide de la caña a la punta de la boquilla y puede ser  pequeña o cerrada, media y abierta y en su longitud desde la punta de la caña hacia atrás  hasta donde esta toca con la boquilla se dice distancia   corta, media y larga. Por ello debemos tener en cuenta la relación siguiente: Boquilla abierta-caña blanda y Boquilla cerrada-caña dura a la hora de combinar ambos elementos


Recomendaciones:

a).-Si te decides a cambiar de boquilla por los motivos que sean, te sugiero que escuches primero a tu saxofonista o saxofonistas  preferidos, aquellos que tienen  un  sonido y estilo de música  que a ti te agrada,  y si uno de ellos te gusta, sigue escuchándolo y averigua, aunque no sea tarea  fácil, que tipo de  boquilla  utiliza para producir el sonido que a ti te gusta y adquiérela.

b).-Si consigues esa boquilla pruébala y si te gusta desde el primer momento, desecha de inmediato la tuya, no alternes una y otra,  no la utilices más, y si no te satisface tu nueva boquilla sigue buscando,  porque estoy seguro que al final encontrarás la que deseas.

c).-No te fijes en las marcas o materiales de los que está hecha sino en EL DISEÑO. Que sea este un diseño   acorde con los criterios expuestos anteriormente, sin olvidar que la anatomía bucal y la temperatura del lugar donde vivas,   son parámetros que tambien has de  tener en cuenta a la hora de elegir la boquilla más apropiada  y... 

d).- Por último, no son recomendables las boquillas customizadas. Es decir, aquellas que se modifican respecto de las preferencias personales, salvo rarísimas excepciones. Espero que este artículo os haya servido de ayuda a la hora de elegir la boquilla de saxofón deseada. Saludos.


Pulsa encima para añadirlo al artículo (40810.jpg)

 

 

 

Admin · 205 vistas · Escribir un comentario

Jul/14/2016 



La música no solo es el arte de bien combinar los sonidos con el tiempo, sino que además me atrevería a decir que es una medicina que desarrolla la memoria, aumenta la capacidad de concentración, ayuda a coordinar movimientos y favorece la autoestima y la relajación de quienes la practican.

Sin embargo, hay que decir que cuando se inician estudios musicales a la edad de 6 u 8 años en el Conservatorio, Escuela de Música o con profesor particular, los niños se imaginan a donde quieren llegar pero no saben el camino que han de seguir para llegar donde se proponen. De ahí que el 80% de los alumnos de esa edad no sepan que instrumento elegir.

Hoy día la enseñanza del Saxofón es impartida en la mayoría de los centros de formación del mundo por verdaderos profesionales del instrumento, por saxofonistas que han dedicado la mayor parte de su vida profesional a estudiar en profundidad el instrumento para lograr colocarlo entre los más interesantes instrumentos musicales, tal como lo hicieron y lo hacen en España Marcelino Bayer (mi profesor), Adolfo Ventas, Miguel Llopis, Pedro Iturralde o Manuel Mijan entre otros, pues con ellos pasó aquella época en la que los clarinetistas se autoproclamaban profesores de Saxofón sin serlo.

Sin embargo, hay que decir también, que todavía la mayoría de estudiantes de Saxofón, bien por razón de edad o por otros motivos, desconoce las grandes cualidades sonoras y expresivas de este instrumento dentro de la música clásica y sigue siendo más conocido por la música bailable o de Jazz.

Conservatorio y Universidad .-

Los estudios de Saxofón en un Conservatorio o Escuela Superior de Música, son unos estudios reglados. Es una enseñanza más completa que finaliza con una titulación si se finalizan los exigidos en el programa. Son los más aconsejables para aquel que quiera dedicarse de manera exclusiva a la música y a un instrumento concreto.

En la universidad, se pueden efectuar pruebas para realizar estudios superiores de música, y el título por los estudios realizados en ella, es u título pedagógico con el que se puede trabajar como profesor de música para el Estado.

Sin embargo, en el Conservatorio el título que se obtiene por esos mismos estudios, no faculta para trabajar como profesor para el Estado, pero sí que faculta para integrarse como profesor de música en Liceos o Colegios. Por cierto, mucho mejor remunerado que como profesor del Estado. Por consiguiente la diferencia principal de estudiar en el Conservatorio o en la Universidad está fundamentalmente en el título.

Profesor particular.-

Cuando deseamos realizar estudios musicales con un profesor particular, hay que preguntarse primero que método de enseñanza utiliza y que formación tiene respecto del instrumento que queremos estudiar con él.

El profesor particular, como en la Escuela de Música tienen la ventaja de que se adaptan a las necesidades y a la evolución del alumno, pues la enseñanza no es reglada y en consecuencia no hay que seguir el ritmo de programa. Diré que es la más apropiada para aquellos alumnos que no pueden asistir a clase en un horario establecido y para los que estudian música como hobby.



Conclusión.-

He de decir en primer lugar, que resulta difícil decantarse por un tipo de enseñanza concreto por los motivos que luego explicare, pero en el caso del saxofón, me inclino, sobretodo, por una enseñanza clásica como se hacía en Francia a mediados del siglo XX bien sea en un Conservatorio, en una Universidad o en cualquier otro centro, con respeto para quienes opinen lo contrario.

Digo enseñanza clásica, porque este es el sistema que mejor vela porque el alumno obtenga buena afinación, buen sonido y la mejor técnica y digitación. Todo ello acompañado de la rítmica, el fraseo y el vibrato, que los doctores y catedráticos encargados de la enseñanza del saxofón ya se cuidan de que el alumno supere todos estos requisitos a la hora de expedir el correspondiente título. Con esta enseñanza clásica ya se tiene ganada la batalla a los distintos modelos musicales que el saxofonista quieran practicar con posterioridad.

En mi caso concreto, obtuve el Título Profesional en la carrera de Saxofón en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid por libre. Es decir, superando cada uno de los 6 años de saxofón tras haberlos estudiado bajo la dirección clásica de profesores particulares, sin necesidad de asistir a clase en el propio Conservatorio.

Por tanto, en mi caso utilice profesores particulares pero el Título obtenido fue expedido por un Conservatorio Superior de Música. Título, que para los que lo posean, según L.O. 1/1990 de 3 de octubre y el Real Decreto 1542/1994 de 8 de julio, equivale al título de Licenciado Universitario.

Para terminar este artículo recomiendo a los que se quieran iniciar en este precioso instrumento y los saxofonistas, que escuchen con atención el solo de los “Cuadros de una Exposición” de Mussorgski, conocido como “El Viejo Castillo”, interpretado por Mario Giovannelli, para conocer mejor la hermosura del sonido clásico del Saxofón. Saludos.

Pulsa encima para añadirlo al artículo (41010.jpg)

Admin · 229 vistas · Escribir un comentario

Mayo/13/2016 

El saxofón, como toda  máquina  más o menos compleja y el saxofón lo es, necesita limpieza y mantenimiento, para su óptima conservación y rendimiento. Si el saxofón que tienes es de buena marca con más motivo, porque así te durará muchos más años y hará que tus ejecuciones gocen de buena  afinación y de buen sonido.

Una de las cosas que no suelen advertir los profesores  de saxofón a los alumnos, es la importancia que tiene el cuidado y mantenimiento  del instrumento desde el primer día en que cae en muestras manos. En mi caso concreto, tras una larga experiencia profesional como saxofonista y profesor, diré que no ha sido así, pues siempre he advertido a mis alumnos  de la importancia que tiene la limpieza y mantenimiento del saxofón, porque además de evitar prontamente reparaciones costosas, se alarga la vida  y la calidad del instrumento.

Dada la extensión del tema lo dividiré en tres apartados principales: La limpieza ordinaria, La limpieza  integral  y Consejos para su mantenimiento.


Limpieza ordinaria.-

La limpieza ordinaria es la más importante de todas para conservar el instrumento en buen estado. Este tipo de limpieza  es la que debe realizarse cada vez que dejamos de tocar,  puesto que la saliva  es un agente que produce humedad y suele ocasionar cambios físicos en los diferentes componentes del saxofón al contacto con ellos. Asimismo, con  el tiempo puede producir oxido en el tubo o en las llaves, o propiciar el pronto deterioro de las  zapatillas, incluso afectar al sonido, etc. Dentro de este tipo de limpieza hare las siguientes distinciones:

1.- Limpieza interior del tubo.-  Hay opiniones de todo tipo para realizarla,  pero al final la que se impone es una muy simple.  Consiste en utilizar un trozo de trapo de franela  alargado, de unos 15 cm. de ancho u otro tejido similar   que absorba  y seque bien la humedad, unido a una cuerda un poco más larga que la longitud del saxo,  a cuyo extremo se le pone un contrapeso.

Una vez vaciado el agua depositada después de tocar  en el interior del saxo y quitado el tudel, se introduce  el contrapeso y la cuerda por la campana con el fin de que al dar la vuelta al saxo, el trapo  salga por el otro extremo. Esta operación, con que se realice un par de veces seguidas, el tubo quedara prácticamente seco y limpio.

2. Limpieza de las zapatillas.-  Cuando las zapatillas se han impregnado de saliva, deben de secarse introduciendo entre la zapatilla y el oído un trozo de papel parafinado, de arroz, de permanente, o simplemente de periódico, presionando la llave para que sin romper el papel este se pueda arrastrar hacia afuera con lo que conseguiremos secar y limpiar la zapatilla y el oído evitando así la humedad y  que se peguen. Algunos utilizan un líquido especial para esto, pero no soy partidario porque afecta a la zapatilla.  

3.- Limpieza del  exterior del tubo y de las llaves.-  He de decir que el principal cuidado que debemos de tener es el de no usar  nunca productos químicos abrasivos que puedan dañar la plata o el dorado del instrumento, sino una especie de  paño de microfibra pasado suavemente por la campana, llaves y resto del tuvo hasta eliminar restos de saliva, huellas de sudor, etc. Para aquellos lugares más recónditos entre llaves y tubo, si bien la limpieza no ha de ser diaria, si a menudo usando un pequeño pincel suave de unos 2 cm. de ancho o un bastoncito con un algodón en los extremos, procurando no tropezar en los corchos y fieltros de las llaves a fin de que no se despeguen y se desajuste la combinación entre llaves.


Limpieza integral.-

Este tipo de limpieza, no conviene confundirla con una reparación integral, puesto que esta última supondría, además de la limpieza, la sustitución de zapatillas, muelles, corchos, lacados.  etc.

Así pues, para poder hacer una limpieza integral y en profundidad, es preciso DESRAMAR TODO el mecanismo del saxofón. Para ello, debemos ser un poco manitas y estar en posesión de un par de destornilladores tipo relojero, un ganchillo para retirar y poner los muelles y un alicate de punta muy fina, etc. Además, debemos de dotarnos de mucha paciencia y de tiempo, así como de un  lugar donde no nos molesten, puesto que cada una de las llaves que vayamos desmontando ha de colocarse sobre una mesa o espacio amplio por el orden de desmonte  junto con sus tornillos o pernios. De tal manera, que la última llave  que se quite, será la primera en colocarse al montarlo de nuevo. Es decir el montaje ha de ser en orden inverso.

Una vez realizada esta operación de desarmado, se procede a la limpieza del tubo y de todas las llaves, con productos no abrasivos que ya existen en el mercado para los plateados y dorados, como algodones y bayetas mágicas, etc.,  teniendo mucho cuidado con no despegar los corchos ni fieltros que llevan algunas llaves. Una vez realizada la limpieza tanto del tubo como de cada una de las llaves y demás,  se procede en orden inverso a su montaje  engrasando previamente los muelles y tornillos con aceite de máquina de coser. Una vez terminado el trabajo, si lo hemos hecho bien, ha de brillar y sonar perfectamente nuestro saxofón.

Este tipo de limpieza integral y completa, si realizamos bien la limpieza ordinaria,  sólo la tendríamos  que hacer  cada 5 ó 6  años aproximadamente, No obstante,  opinan algunos luthiers que este tipo de limpieza, debería hacerse más a menudo. Sin embargo, yo  opino lo contrario, porque si hemos hecho la limpieza ordinaria cada vez que dejamos de tocar, el saxofón estará en perfecto estado y  no tendría sentido hacer una limpieza integral tan a menudo.

No obstante lo dicho en cuanto a la limpieza integral del saxofón, si no te atreves  a realizarla, es preferible que se lo encargues a un lutier. Los dos saldréis ganando, tú y el saxofón.

En cuanto al tudel, la boquilla y la caña, obvio decir que estos elementos se han de limpiar cada vez que dejamos de tocar tanto por dentro como por fuera utilizando un pañuelo o una franela, para eliminar la humedad, sobre todo de la caña.


Algunos consejos personales.-

1º.- Procurar familiarizarse  con el funcionamiento del mecanismo  del saxofón, para que no tengamos que ir al lutier para una cosa tan simple como poner una zapatilla, un corcho o reajustar del Sib bis, por ejemplo.  

2º.- Llevar siempre en el estuche cañas de repuesto, vaselina, corcho, un cutes y pegamento, para realizar pequeñas reparaciones en caso de urgencia.

3º.- No usar para secar el tubo escobillo ni plumero, ni dejarlo dentro del tubo, porque mantienen la humedad y  siempre dejan algún resto que puede entorpecer el cierre de alguna zapatilla.

4º.- Para las manchas de óxido que aparecen en algunos saxofones tempranamente, algunos opinan  que va muy bien frotarlas con una especie de antioxidante casero que se puede hacer con un vaso  de agua caliente, una pizca muy pequeña de bicarbonato sódico y unos granos de sal. Pero yo opino que para el óxido, lo mejor es evitarlo  limpiando cada día la campana y las parte visibles del saxofón con un paño impregnado con y unas gotitas de aceite que  lo deja como nuevo.

5º.- Cuando dejamos de tocar, bien en los intermedios de actuaciones  o en los  descansos,  debemos apoyar el saxofón, si no hay atril, en un lugar plano y sobre el lado de las varillas (lado derecho)  y no sobre  el lado izquierdo, como por desconocimiento hacen muchos saxofonistas,  para evitar que se pueda lesionar la llave del Re agudo  o el delicado mecanismo del dedo meñique de la mano izquierda.

6º.- Por último, no olvides guardar el instrumento en su estuche cada vez que termines de tocar, pues esto también alarga la vida y calidad del saxofón.  Saludos.

Pulsa encima para añadirlo al artículo (foto_m10.jpg) 

 


 


 

 

Admin · 207 vistas · Escribir un comentario

En/16/2016 


El motivo por el cual he decidido escribir este artículo, es para aclarar en lo posible, varias dudas respecto de la compara de un saxofón por parte de aquellos que se quieren dedicar a la música como saxofonistas.

Lo que pretendo, es exponer las ideas básicas que nos ayuden a elegir el instrumento que necesitamos acorde a nuestras expectativas, dado que el comprar un saxofón puede convertirse en un problema en caso de que tú o tu hijo estéis interesados en aprender a tocarlo.

Porque sucede que, sobre la compra de un saxofón, muchas veces se transmiten opiniones parciales al respecto por parte de ciertos “profesores” con buena intención, pero que no conocen el saxofón en profundidad. En el caso concreto sobre aquellos que quieren empezar a estudiar el saxofón, se han divulgado opiniones totalmente contradictorias unas con otras, referentes el tipo de saxofón que ha de adquirir el principiante. Unos opinan que para empezar cualquier saxofón vale y otros sin embargo dicen que ha de ser de buena o alta calidad.

Ante esta disyuntiva, es necesario hacer previamente, una reflexión sobre los interrogantes que como futuro músico, es necesario plantearse con anterioridad a su compra:

A.- La selección de una marca y modelo de Saxofón, deberá ser una decisión coherente con las expectativas que tengamos acerca de éste y como futuro saxofonista. Se trata pues, de una de las cuestiones claves para lograr en el futuro un avance significativo como instrumentista y conseguir alcanzar los sueños deseados.

B.- Para poderse decidir al respecto con cierta seguridad, es imprescindible tener en consideración varios aspectos que están interrelacionados entre sí y hacerse las siguientes preguntas:

1.- ¿A qué nivel como músico quieres llegar? Elemental, intermedio o profesional.
2.- ¿Estás seguro de que te comprometes a estudiar en serio el saxofón?
3.- ¿Esperas o pretendes vivir de la música como saxofonista en un futuro?
4.- ¿Sabes que el precio de un saxofón está relacionado con su calidad?

Pues bien, a partir de aquí, si sabes a que nivel quieres llegar como músico, si te comprometes a estudiar en serio, si pretendes vivir de la música, y sabes que lo barato es caro, estoy seguro que acertaras en la elección del saxofón. De lo contrario estaríamos hablando de otra cosa.

Y digo esto, porque el principiante, al contrario de lo que opinan muchos autodenominados “expertos”, en mí opinión,  debe de tener si no el mejor, si un buen instrumento, nuevo o usado, pero bueno, porque siempre tendrá garantías de trabajar con una buena herramienta y avanzar en los estudios con la garantía de no adquirir vicios perjudiciales que nunca se irán de su vida como saxofonista.

Ventajas de tener un buen Instrumento.-


Un Saxofón de buena calidad, cuando se le somete a un estudio de 5 ó 6 horas diarias, no se desajusta tan fácilmente como lo haría uno de mala calidad, ni sus zapatillas o muelles se deterioran con el estudio persistente de ejercicios de mecanismo, o con el paso de los años, y por tanto ello contribuiría a progresar con comodidad y satisfacción en los estudios hasta conseguir ser un profesional. 

Con un buen saxofón, el estudiante se encontrara a gusto, porque la sonoridad de su instrumento le resultará   agradable al oído y su ergonomía y perfección técnica aportaran gran comodidad al ejecutante, como es el caso de los saxofones Selmer Paris, Yamahas, Yanaguisawas, etc.

Con otra particularidad, que Las reparaciones de estos instrumentos, aunque parezca lo contrario, cuestan igual que la de los saxofones de baja calidad. Además un saxo de alta calidad necesita menos reparaciones con el paso de los años y siempre tiene garantías de venta, incluso a un precio  superior al  que has pagado cuando lo compraste.

Recuerda que comprar un saxofón de calidad es una inversión, ya que algunos al cabo de pocos años valen más de viejos que de nuevos.  Por ejemplo  en el caso del Selmer Mark VI. Este saxofón es una garantía de por vida, es un saxofón del que los saxofonistas no quieren desprenderse jamás, porque además de cogerle cariño, no encontrarían alternativa a pesar de los nuevos modelos que hoy día se fabrican  como Super Actión 80 Serie II de Selmer. Yamaha, etc. 

El Selmer, es el mejor saxofón jamás construido en la historia. Diríamos que es el Stradivarius de los saxofones porque están hechos casi artesanalmente de aleaciones ricas en armónicos y son  de balance perfecto. Sin embargo, no suelen contar con estuche original, pero eso es lo de menos. Yo tengo uno de ellos, el Mark VI, (año 1962) y por consiguiente tengo autoridad para decir lo que digo.

Los Yamaha, no tienen un sonido tan aterciopelado como el Selmer, es más bien un sonido tirando a metálico, intenso y resonante y con buena relación calidad-precio.

Por consiguiente, un saxofón de alguna marca de prestigio como estas y otras que existen en el mercado, es altamente rentable porque tendrás saxofón para toda la vida si lo sabes cuidar. De lo contrario, uno corriente para aquel que pretenda ser un profesional, yo personalmente no se lo recomendaría ni siquiera en sus inicios, porque su sonido, su tecnología, etc. terminaran fallando prontamente y   tan pronto el estudiante oiga o pruebe uno de esas marcas conocidas acabará por abandonar el suyo o los estudios sin reparar que el saxofón es uno de los instrumentos más seductores del mundo.

Por eso y mucho más, opino que el principiante debe tener el mejor saxofón posible y no comparto en absoluto la opinión de los que defienden que cualquier saxofón sirve para empezar. Esa es la historia de la mayoría de personas que prefieren el precio por la calidad, ignorando aquello que dice que lo barato es caro.

Recomendaciones.-

Quien va a empezar a tocar el saxofón, merece tener un buen instrumento desde el principio. Eso va a garantizar que su aprendizaje sea más óptimo.

En los saxofones de buena calidad, la técnica de la emisión del sonido está mejor garantizada que en los de mala calidad.

Cuando compres un saxofón bueno de segunda mano, es indispensable saber si el tudel es de la misma marca que el saxofón.

Cuando elijas modelo de saxofón estate bien seguro de lo que haces, no cojas un Alto si lo que te gusta es un Tenor o viceversa, para que no tengas que arrepentirte después.

Estate bien seguro de las ventajas e inconvenientes de comprar un instrumento nuevo o uno de segunda mano antes de decidir. 

Ten en cuenta que los profesionales de las tiendas de música, no están en ocasiones suficientemente preparados para aconsejar que saxofón debes comprar. Asesórate primero de un buen profesional del instrumento.

Una opción que no está mal si no dispones de presupuesto suficiente, sería un Júpiter, Centuri, o cualquier otra marca de su categoría.

Nunca te despojes de tu saxofón aunque este viejo si es de buena calidad cuando compres otro mejor. Pues recuerda que muchos saxofones buenos viejos, son mejor que algunos nuevos.

Recuerda también, que si cambias la boquilla original de tu saxofón, debes guárdala por si algún día lo vendes, y sobre todo recuerda que si adquieres malas prácticas en tus inicios, éstas en un futuro, serán muy difíciles de corregir si no imposible.

Queridos amigos de “Saxofoncromatico”, espero haberos ayudado a despejar algunas dudas en una materia tan controvertida como es la elección de un saxofón. Saludos


Pulsa encima para añadirlo al artículo (40010.jpg)

 

Admin · 237 vistas · Escribir un comentario

Nov/21/2015 


El saxofón llega a España sobre el año 1850, concretamente a Barcelona, y en 1859, fue ya fue adquirido por la Banda Municipal de Málaga, donde hizo sus primeros pinitos y a partir de 1920 es cuando el saxofón se convierte en el rey de los instrumentos en las orquestas de Jazz de todo el mundo.

Sin embargo, es a finales del siglo XX, cuando el saxofón se empieza a abrir paso de verdad con la ayuda de los compositores que se dieron cuenta de sus bondades y de sus características sonoras. Hasta tal punto, que en nuestros días el número y calidad de nuestros saxofonistas está creciendo y han conseguido colocarlo en el puesto que se merece. No ya en la música de Jazz, sino también en la orquesta sinfónica.

Tras esta breve reseña histórica, quiero ofreceros un listado de los saxofonistas ESPAÑOLES, más importantes y representativos que han contribuido a que la música del saxofón sea la música capaz de transportarnos a los lugares más maravillosos que podamos imaginar y hacernos soñar despiertos.
Como digo, los saxofonistas españoles, desde la invención del Saxofón,  hasta nuestros días, han hecho y están haciendo historia, en los dos grandes estilos (clásico y de Jazz), son junto con los grandes saxofonistas del mundo, los protagonistas de esta historia, que buscan que el sonido y la música del saxofón nos haga recordar aquella frase de Rossini que cuando lo escuchó por primera vez exclamó: “Yo nunca he escuchado nada tan bello”.

Saxofonisstas-clasicos



Francesc Casanova
Marcelino Bayer
Adolfo Ventas
Manuel Mijan
Pedro Iturralde
Ismael Mira
Miguel Garrido
Antonio F. Belijar
Miguel A. Lorente
Antonio Cuenca
Miguel Andueza
Andrés Gómis
Alejandro Juárez
Francisco Martínez
Tomás Jerez
Vicente David
Miguel Llopis
Adolfo Almendros
Gregorio Castellano
Pablo Honrubia
Antonio García Jorge
José Luis López

Sandy Gabriel

Asensio Sanchez Martinez (sobreagudos)

Miguel Asensio 

Juan Casas
Francisco Javier Alberca
Francisco.Herrero
Paquito de Rivera

Saxofonistas-de Jazz

Paquito de Rivera
Vladimiro Bas
Pedro Iturralde
Perico Sambeat
Jesús Santandreu
Román Cardo
Francisco Blanco
Manolo Valls
Javier Verchez
Antonio Mesa
Pedro Cartejosa
Gorka Banitez
Víctor de Diego
Martí Serra
Pedro Pardo
Roberto Cantero
Mariano Abelló
Narciso González
Miguel Fernández
Vicente Macian
Ernesto Aurinac
Gabriel Amargant
Roberto Somoza
Eladio Reinón
Toni Sola
Enrique Oliver
Eladio Reimon
Albert Cirera
Eva Fernández
Chefa Alonso
Miguel Andueza
Iñaki Arakistain
Alberto Altea
Luis Verde
Antonio Moltó
Alejandro Pérez
Javier Garayalde
Valentín Álvarez
José Luis Granell
Iñaki Askunze
Mikel Andueza
Juan Ull
Kiko Berenguer
Josvi Muñoz
Víctor Giménez
Antonio Lizaua
Juan Muro
Líber Fortuny
Sandy Gabriel

Queridos amigos: Espero que esta relación, en la que no están todos los buenos saxofonistas españoles, porque sería muy larga, pero si una parte importante de ellos, os sea de utilidad y os anime a seguir adelante, para que algún día podáis formar parte de la misma. Saludos

 

Pulsa encima para añadirlo al artículo (41010.jpg)

 

 

 

Admin · 258 vistas · Escribir un comentario

Página precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Página siguiente